Zamurera







tanta miopía a conveniencia
tanta mamadera de guevo selectiva
tanta palangre cochina y ambidiestrada
me dolía
venía por mi

me acatarraba las bolas
me indignaba

salimos a la calle a matarnos a coñazos
a defender nuestras miserias más primitivas
                                                                 y ajá.

Ahora,
con tanta mierdera  24/7
                                        ¿Cuál es el paredón?
                    ¿Frente a qué metralla debo aludirme?

1 comentario:

|andi.na| dijo...

Ya la causa parece perdida.

Abrazo, Juan