propiedades





Esta muchacha
se sienta a mi lado
La Habana bosteza

canta y sonríe mientras suena una guitarra

no sabe
que ya es mía
como cada piedra
de este malecón

1 comentario:

Dara dijo...

(quizás ya sepa la sonrisa y por eso brota)