Todos somos Tambor


De acera a acera, vestidos con humos lacrimógenos, nos volvimos a ver después de ocho años, M.A.

habría sido el arder en las venas
que nos hizo indispensables para el otro
no lo sé

a zancadas
cruzamos la guerra caucha

me diste un beso de esos labios, que soñé por ocho años tener en los míos, M.A.

y me disparaste

no sé cual de las dos me cambió el paisaje.

No hay comentarios: