DIOS VII









Y sí, Mariana

eso es lo que pasa
cuando duras mucho tiempo cabalgando el filo de una navaja
o corriendo trineos hechos del alma colectiva de todos los perros muertos

te vuelves ganas
y no hay sal suficiente en el mundo que explique
semejante sed


ya ni siquiera eres mía
te volviste el mundo encarnado

1 comentario:

Ernesto Caldarelli dijo...

Nunca habrá suficiente sal, creo yo, primero desaparece la mayonesa o los secretos revelados, creo yo.