DIOS 19





Imagina por un momento que todo se vuelve reversible,

que no es necesario compartirse:
imagina que somos, sin que nos sea nadie


que la puerta no es más que una parvada de rectas secantes
de asíntotas y sombras


imagina que cada noche que juntamos los párpados
tendemos al infinito

No hay comentarios: