Apegos



Acto I:
Mar de Ross se sienta en cuclillas en la alfombra con una cámara en las manos. 

"como si el lente de la cámara pudiera percibir la distancia de un brazo a otro. Lo que me pides es imposible, sin embargo haré lo posible para que quepan ambos índices. Las rodillas no se te van a ver, no entran en la foto. Lo que importa es que si, el suéter, ¿no? que se vea el suéter y él lo vea, ¿ah?


Acto II:
Mar de Weddell estira los brazos al final del cuarto.

"Sí, exacto. Lo demás es fondo, quiero que sepa que pienso en él, que es mi nuevo apego, la próxima piedra en el río en la que quiero brincar. ¿Se nota que estoy riéndome? ¿se ve que estoy contenta? ¿se percibe acaso alguna hilacha de los cadáveres que me cuelgan de la cintura? que no se vean, porfa. ¿cómo quedó?"


Acto III:
Isla de Pascua se acuesta en la cama que se encuentra en la periferia mientras las mira y les toma una fotografía. El pie cortado y mugre se esconde en la sábana.

"Yo te tengo un universo, negra. Es la distancia desde mi índice izquierdo hasta el medio de mi plexo solar. Es tuyo, ojalá hagas algo al respecto."


(cerrar telones)

(fin)



1 comentario:

Susan Urich dijo...

Epa, esto está genial. De un tiempo acá me gusta mucho la poesía con formato de guión de teatro, es bello. Tas creciendo mi Juancho, y BURDA!