Rocío Durcal



A mí, como mandíbulas de astillas de hielo
ya me tragó el sereno

y la madrugada,



(bis)


No hay comentarios: