Pequeños Mozart

no es tan descabellado
enhuesar nuevos asideros
con cada corchea
con cada acorde que se asoma


No hay comentarios: