Figura 1: Nos quedamos pateando piedras

esta no es
ni la mitad del recuerdo
ni mucho menos
una redención;
sólo propongo un contorno
a tu receta.




Al estirar el pulgar


nunca pensé


que esta autopista


fuera una rueda dentada


la lengua del fuego






carajo


Que malos augurios


¡carajo!

No hay comentarios: